martes, 26 de diciembre de 2017

Están colaborando… Rolandos !!!

Las noticias sobre decenas…,  o más bien cientos de viajeros cubanos embarcados en el aeropuerto internacional de Miami..., el malestar y las protestas generada por la cancelación de los vuelos de una compañía de las que se involucra en el jugoso negocio de los pasajes a la isla,  convidan a una espantosa vergüenza.
Debo decir que al ver las imágenes donde el periodista afirmaba que se encontraban niños, gente de avanzada edad, sentí más que pena indignación. Primeramente vale decir que si esos mismo cubanos protestaran de igual forma ante la dictadura como protestan aquí en Miami porque se le retarda o cancela el vuelo para retornar al infierno de visita como turistas, dos cosas pasarían: o la dictadura les hubiese metido en Villa Marista o la lucha por los derechos humanos en Cuba estuviera ya tomando más cuerpo.
Desde La Crisis de los Misiles en 1962 y hasta allá por los finales de los ochenta o principios de los noventa no había viajes ni intercambios de ninguna índole. Los cubanos no se afanaban tanto por regresar como por salir, y en todas épocas  el cubano que escapaba dejaba atrás padres, hermanos, hasta esposa e hijos. Pero sin duda la mentalidad era huir y después luchar por liberar a los de uno, fuera sacándoles de Cuba o luchando por la libertad de la isla para un día poder regresar junto a la familia.
Desde la apertura de los vuelos de la comunidad cubanoamericana allá por los noventas la mentalidad ha ido cambiando y ahora el cubano, que es el único latino que cuenta aún con el respaldo del gobierno de los EEUU, se afana más por salir de manera “apropiada” para poder regresar con su familia, de visita, como turista, a la isla que lo despidió con las manos vacías como un mendigo, alguien sin derechos.
Todos los cubanos sea los llegados por el “Bombo” o por reclamación o asuntos políticos con un caso de refugiados políticos, contando balseros y otros casos llegados por la frontera se acogen a la “Ley de Ajuste Cubano”, implementada para arreglar el status migratorio de un pueblo que desde 1959 ha escapado en desbandada a una dictadura criminal que nos ha robado Cuba. Entonces cabe preguntarse qué hacen estos mismos cubanos so pretexto de sus “familias en Cuba” deseando fervientemente regresar a Cuba de vacaciones, a pasar la “Noche Buena” o “la Navidad” Si todos en mayor o menor medida están aquí como refugiados políticos, la mayoría disfrutando o habiendo disfrutado de ayudas económicas que no reciben otros latinos sino solo los cubanos teniendo en cuenta la desgracia que nos ha tocado vivir.
Obama antes de dejar la Casa Blanca eliminó la ley pies secos /pies mojados dando un golpe a las prebendas que trataban de aliviar el dolor de un pueblo supuestamente escapando de la esclavitud… Pero en virtud de la verdad si las protestas por los vuelos a Cuba en el aeropuerto de Miami continúan, se evidencia que la implementación de nuevas reformas se hacen necesarias. O se estipula una ley que prohíba los vuelos a la isla o se hace inapelable que se elimine la Ley de Ajuste Cubano, diseñada para refugiados políticos, no para emigrantes económicos que si saben protestar y reclamar derechos a la hora de retornar de vacaciones a Cuba.
Allá por el año 1965 el presidente Lindon Johnson dijo sobre los llamados vuelos de la Libertad: "Porque las mareas de la historia son fuertes y algún día los cubanos podrán regresar a su país libre de terror y de miedo''. En algunos años más de 625 000 cubanos escaparon del castrismo en estos vuelos financiados por el Departamento de Estado, y ahora resulta que la marea apunta en la dirección opuesta sin que ningún cambio ni mejora haya ocurrido en la isla-cárcel. ¿Cómo habremos de llamarle a estos vuelos infames cargados de turistas desmemoriados e inconscientes. ¿Los vuelos de la esclavitud?
Colaborar con el amo que te esclavizó no es solo pertenecer o haber pertenecido al partido, haber sido o ser un delator, o haber tomado acción en los actos de repudio… Colaborar  también es mandar dinero a los de Cuba con que estos vayan y adquieran bienes en las TRD del castrismo…, Colaborar  con esa dictadura es invertir en billetes de vuelos con compañías aéreas que pagan altas cuotas de impuestos al castrismo por el privilegio del negocio del transporte de cubanos, mas todo el dinero que se gasta en hoteles y servicios que en la mayoría prestan las empresas de la dictadura  a los cubanos americanos o simplemente residentes cubanos cuando viajan a Cuba.
Para finalizar me viene una conocida canción del rapero cubano Manolo: ¡Están Colaborando Rolandos!

Mayda Saborit
www.maydaap.com

No hay comentarios: