lunes, 10 de marzo de 2014

                                          A los lideres latinoamericanos:
Hasta que todos comprendamos que la lucha contra el castrismo-comunismo es una lucha de vida o muerte, que la defensa propia es un derecho legal ante Dios y los hombres los comunistas seguirán avanzando y acumulando víctimas inocentes. Hoy se trata de aplicar Ojo x Ojo y Diente x Diente porque el enemigo se ha reciclado hacia formas mas sutiles y tácticas mas aberrantes para alcanzar sus metas. Los castrocomunistas han ido penetrando y/o suplantando las instituciones democraticas, teniendo las ONG"s de defensa de DD.HH como su baluarte de lucha para empujar su agenda de terror y muerte en America Latina. Mediante ellas, nos han tratado de inocular la teoria de que la "violencia genera violencia", que hoy la lucha "debe ser por medios pacificos", etc, sin darnos cuenta que cumpliendo esos mandatos friamente calculados le estamos dejando el camino libre a estos asesinos para que  exterminen sin mucha resistencia los valores democraticos y asi perpetuarse en el poder.
Han sido tan sadicos que hasta han manipulado las enseñanzas de Cristo a su favor , sin dejar fisuras para avanzar sin limites contra el Estado de Derecho, garantia unica de sobrevivencia que tienen.
Cuando fueron a arrestar a Jesús tras la traición imperdonable de Judas el discipulo Pedro sacó su espada en defensa y le cortó una oreja a un soldado romano. Cristo le dijo: Pedro,guarda esa espada! No le dijo deshéchala. Recordemos que Jesús dijo si nos golpeaban una mejilla mostráramos la otra. No para que fuera golpeada impunemente, sino para responder a la agresión con la mejilla fresca y dispuesta para el combate. Hoy ese mensaje los comunistas lo tergiversan descaradamente olvidando que el Cristo saco a latigazos a los mercaderes del templo. Que bochorno! Que futuro estamos construyendo? Que destino estamos ofreciendo a nuestros hijos? Hacia donde dirije el castrocomunismo a nuestras naciones? La muerte, el hambre, la persecucion politica, lsa carcel y la miseria no pueden quedar como unicas alternativas para los latinoamericanos. Quedarnos quietos es firmar la condena a muerte o claudicar ante la infamia comunista.
Se impone enfrentar esta realidad de manera firme y cambiar la estrategia de lucha sabiendo que al castrocomunismo hay que exterminarlo sin remedio usando cuanto metodo sea factible. La violencia la crea el castrocomunismo en Latinoamerica, no la creamos nosotros los amantes de la democracia. Por tanto nuestra violencia patriotica es la respuesta natural y divina avalada en el principio de la justa defensa personal, derecho reconocido ante Dios y los hombres. Contra estas aberrantes escorias todo vale, desde el magnicidio hasta el Molotov, desde la protesta hasta la rebelion que siempre sera la piedra angular de la ingobernabilidad necesaria a la que hay que encaminar nuestros esfuerzos.
Empecemos de una vez y por todas la lucha por una Nueva America!
Dejemos de ser políticamente "correctos"para ser políticamente necesarios, es el reclamo de nuestros hijos!
Humberto Illa
Grupo Central Coordinador Convencion Internacional Anticomunista.

1 comentario:

julio cesar dijo...

comunismo=fascismo