lunes, 12 de agosto de 2013


La fuerza para combatir al FORO DE SAO PAULO existe en cada uno de nosotros, siempre y cuando tomemos conciencia del real peligro que corre Nuestra America bajo una ideologia que muchos creyeron caduca y obsoleta, aparte de criminal, y que hoy, encubierto en un casi perfecto camouflage ha logrado penetrar a todos nuestros paises y sus instituciones otrora democraticas con un nuevo nombre y enfoque. El castrocomunismo, Foro de Sao Paulo, ALBA y la mayoria de ONGs de "defensa" de DD.HH hoy no son mas que fachadas de empuje comunista letales que amenazan a millones de personas. 

La fuerza la tenemos, el camino lo tenemos , lo hemos ido labrando dia a dia,lo hemos descubierto , lo que nos hace falta es que todos comprendamos que esto es una lucha de nuevo tipo, una lucha que necesita objetividad y valor para llevarla al triunfo, sin sentimentalismos, sin compassion, sin compromisos mas alla de garantizarnos una libertad y una democracia verdadera, donde se condene ejemplarmente profesar la ideologia comunista-socialista que cuenta con un amplio historial de muerte y desolacion. Casi 200 millones de muertos nos dan la razon para implementar de manera firme y legal esta verdad necesaria para tener un marco juridico que garantice su aplicacion. En este aparte pensamos en la consolidacion del Tribunal Internacional Anticomunista como el instrumento idoneo para cumplir esta tarea.
La premisa para lograr nuestros objetivos debe partir de esa creacion de conciencia individual, de responsabilidad individual, enfocada al bien comun. El dia que logremos una unidad de pensamiento latinoamericano unido a una accion conjunta de todos los factores politicos de igual aspiracion, ese dia estaremos tocando al Sol con nuestras propias manos. Compartir nuestro ideario, nuestros conceptos que pueden parecer duros, nuestras experiencias y nuestros logros con aquellos que aun no han despertado, ayuda a acercar el triunfo. 
No tenemos millones de dolares para empujar esta causa, pero tenemos millones de seres humanos a quienes hay que ir, hay que hablarles, hay que sacarle del alma lo mejor que tengan, sacarle de sus sentimientos el amor a los valores cristianos , a los valores morales y a los valores democratticos que les han robado. 
Siempre hemos mantenido que el Bien es mayoritario, y si lo acompañamos con la sabiduria y la realidad que vivimos, no cabe la menor duda de que podemos triunfar. 
America Latina tiene que unirse obligatoriamente bajo el liderazgo de una nueva clase politica que ha ido emergiendo como consecuencia del despertar de este continente ante la cruda realidad que lo amenaza. Tenemos que saber que el comunismo no es la opcion, no es la via y mucho menos la esperanza para latinoamerica. Debemos aceptar que somos seres humanos con derechos que nadie nos puede quitar. La libertad viene de Dios, es divina , por tanto no tenemos otro camino que luchar por ella unidos en ese sentimiento de amor, de sacrificio, de esperanza  y de triunfo.
Humberto Illa.

No hay comentarios: