martes, 6 de marzo de 2012

La Virgen y el Señor en la encrucijada de los cubanos.




La Virgen de la Caridad del Cobre nos une, pero las ambiciones mezquinas nos separan...entre otras cosas. Tambien nos une el anticomunismo por lo que hemos sufrido y compartido, pero el protagonismo, la falta de vision politica,los Grants mal empleados, la envidia, las bajezas y la miseria humana nos separan. Pero el dia que superemos estas cosas, la Virgen y la concertacion entre la mayoria de los cubanos nos traeran la libertad. Hasta tanto, seguiremos cada uno pensando que tiene la libertad y el destino de Cuba en las manos, siendo esto la falacia mas terrible que nos separa.
Y pienso que sin querer le hemos dado nuestro discurso y sanas ambiciones a los que junto a Fidel Castro y su pandilla de asesinos comunistas caminan sobre la sangre de mas de 150 mil fusilados y desaparecidos. Realmente no tenemos perdon ni lo merecemos porque la multitud digna que reclama la libertad de un pais no existe entre nosotros. Quizas todos tenemos el mismo deseo, mas no tenemos el mismo camino. Craso error estrategico. Un solo camino requiere la libertad, un solo puño requiere la Patria,un solo sentimiento requiere la lucha. Pero donde estan esos hombres capaces de aplastar sus ambiciones a cambio de la libertad de la Patria? Acaso tendremos que esperar un milagro que nunca llegara?Que esperamos entonces?Que nos pasa a los cubanos que teniendo el potencial de dignidad y decoro nos dejamos arrastrar por la comodidad de no hacer nada o en el mejor de los casos tratar de convencer a otros que estamos haciendo algo util por Cuba?
La libertad de un pais requiere sacrificios, requiere honestidad,requiere altruismo, requiere tal desprendimiento que sin ellos es imposible alcanzarla. El enemigo lo sabe...pero le hacemos el juego y se suben a nuestros hombros a vociferar mentiras, poniendonos como incapaces o ineptos ante la tarea que tenemos que realizar. El camino es uno solo, con su abanico de colores, pero uno solo. Si comprendemos esta verdad, que mas que una verdad es la SOLUCION, ese dia la tirania no podra sostenerse de pie ni un solo minuto.
Hacer un "llamado a la unidad de los cubanos" es una tonteria, una perdida de tiempo. Sin embargo los ilusos que lo hacen, dentro de quienes me encuentro yo por supuesto, tenemos la esperanza de que al conjuro de una voz divina, tengamos el valor suficiente para juntarnos y tomar,como Moises, la desicion de caminar. Quizas el instante de un hecho que nos una no ha sucedido todavia...
Pero esa voz divina solo se escuchara en esa multitud necesaria. Antes,el silencio sera la respuesta de Dios y de la Virgen.
Humberto Illa.
                                                       DIOS CON NOSOTROS.

1 comentario:

Noemí dijo...

Excelente reflexión camarada. No se puede esperar que desde la mansedumbre a la cual están acostumbrados después de tantos años de terror surjan las condiciones para una verdadera modificación del paisaje social. Están en las manos de Dios y de María Santísima para proceder con valentía y ser el brazo visible del Señor en esa tierra. Salud al Pueblo cubano y que despierte de su letargo para Gloria de Dios y para castigo de los opresores!